Acaparamiento de papel higiénico: ¿cuánto duran las existencias?

¿Estás mirando ansiosamente tus últimos dos rollos de papel higiénico y te preguntas hasta cuándo te durarán? ¿O has comprado cuatro paquetes y te está entrando la tentación de comprar un quinto? Esta calculadora te muestra cuánto tiempo tardarás en gastar todo el papel higiénico que tienes en casa. ¿Sobrevivirías a una cuarentena de dos semanas? ¿Te has pasado comprando? ¡Con esta calculadora tendrás la respuesta!

Crisis del coronavirus: la locura del papel higiénico

La compra de papel higiénico se nos está yendo de las manos. Mucha gente tiene miedo a quedarse sin papel higiénico durante la cuarentena. Y no es para menos, porque todos hemos visto por televisión que ha habido supermercados que se han quedado sin papel higiénico.

Pero, ¿está justificada la preocupación? ¿Cuánto papel higiénico usa una persona promedio cada día? ¿Cuánto papel higiénico deberías guardar en casa? ¿Y si se te acaba y no puedes comprar más en las tiendas? Aquí encontrarás respuestas a todas tus preguntas.

La calculadora de papel higiénico

Con la calculadora de papel higiénico podrás descubrir fácilmente:

  • ¿Cuánto papel higiénico uso yo/mi familia/mis compañeros de piso?
  • ¿Hasta cuándo me durará el papel higiénico?
  • ¿Debería llenar la despensa de papel higiénico?
  • ¿Se me ha ido la mano comprando papel higiénico?

La compra masiva: ¿tiene sentido acaparar papel higiénico en casa?

Ver los estantes vacíos en los supermercados y las droguerías puede darnos un mal presentimiento. ¿Existe una escasez de suministros de productos como pasta, latas de tomate y papel higiénico? No, para nada. Puede haber productos concretos que se agoten a corto plazo. Pero, en general, el suministro de productos está asegurado. Los minoristas de alimentos y los políticos están esforzándose al máximo para que no falte de nada en las tiendas.

Sin embargo, los estantes vacíos hacen que mucha gente se agobie y dan lugar a una dinámica: en cuanto vuelve a haber papel higiénico en los estantes, muchas personas (incluso aquellas que no se consideran “acaparadores”) compran antes de que todo vuelva a agotarse.

Y así se crea un ciclo vicioso de acaparamiento. Por este motivo, ya hay algunos supermercados que limitan la cantidad que se puede vender a uno o dos paquetes por persona.

¿Cuánto papel higiénico necesito tener en casa?

Quizás conoces el dilema: por un lado, no quieres ser el típico comprador “acaparador”. Por otro lado, ante la duda, no quieres quedarte sin papel higiénico, ya que todo se agota justo cuando más lo necesitas.

Si no estás seguro de cuánto papel higiénico debes almacenar en casa, usa nuestra calculadora. Te ayudará a saber si tus existencias son suficientes o si deberías comprar más como precaución (y en qué cantidad).

¿Cómo puedo ahorrar papel higiénico?

En realidad, es bastante simple: lo mejor es usar menos papel higiénico por visita al baño.

De hecho, muchas personas usan más papel higiénico del necesario. Para hacer aguas menores, bastan una o dos hojas son más que suficientes. Sin embargo, por comodidad, muchas veces acabamos cogiendo más hojas.

¿Qué hacer cuando se agota el papel higiénico?

Incluso si el papel higiénico acaba agotándose, tampoco está todo perdido. Al fin y al cabo, el papel higiénico tal como lo conocemos hoy tiene apenas 150 años. Pero antes de eso la gente también tenía que hacer sus cosas. Entonces, ¿cómo se limpiaban el trasero, por ejemplo, en la Edad Media? Con trapos, ropa vieja, esponjas o incluso hojas. ¡Pero no tienes que recurrir a eso! En su lugar, aquí te presentamos algunas alternativas:

La toallita de tela: Aunque hace apenas 30 años podía encontrarse en cualquier baño, la mayoría de los jóvenes de hoy en día no lo conocen. Las toallitas son una buena alternativa, en caso de que nos quedemos sin papel higiénico. Se utilizan húmedas, por lo que funcionan aún mejor que el papel, y además pueden lavarse en la lavadora después de su uso.

El bidé: Aún puede encontrarse en los baños grandes. El bidé se parece a una taza de váter y tiene un grifo del que sale agua hacia arriba. De esta forma, puedes sentarte en el bidé y enjuagarte los bajos con agua.

Ducharse/Lavarse: Por supuesto, si no tienes bidé en casa, también puedes lavarte o ducharte.

Duchas para el trasero: Son unos pequeños dispositivos que se llenan de agua y funcionan como un bidé portátil, así que puedes enjuagarte el trasero con ellos. Esta alternativa también es adecuada para baños públicos.

¿Rollos de papel de cocina, servilletas y pañuelos como sustituto del papel higiénico?

Si se nos acaba el papel higiénico en casa, también podemos utilizar pañuelos, rollos de papel de cocina y servilletas. Sin embargo, al acabar no debemos tirarlos por el váter, ya que hace que se atasquen las cañerías.