Guía de Tallas de Zapatos Bebé y Niños + Conversor Tallas por Edad

Todas las tallas de zapato para niños pequeños y mayores. Tablas de tallas y conversores para los sistemas europeo, británico, estadounidense e internacional. Y un montón de trucos y consejos para comprobar que los zapatos son del tamaño adecuado. Porque unos zapatos demasiado pequeños dañan los pies a la larga. 

Información importante para que los pies de tu hijo crezcan sanos

Los pies de los niños necesitan espacio, y hasta un 50 % de ellos llevan zapatos demasiado pequeños. El 99 % de los niños nacen con los pies sanos. Sin embargo, solo un tercio conserva unos pies sanos de adulto. ¡El motivo más frecuente es utilizar zapatos demasiado pequeños! Con frecuencia los niños no se dan cuenta de que los zapatos les aprietan, ya que sus tejidos todavía son muy blandos y poco sensibles. Lamentablemente, esto no quiere decir que no vayan a sufrir ningún daño. Los zapatos demasiado pequeños pueden provocar grandes problemas en los sensibles pies infantiles en desarrollo: el resultado son deformaciones y problemas posturales.

Tabla de Tallas de Zapatos para Niños

Pulgada/InchCentimetrosTallas USTallas EU/Tallas ESTallas UK
3.38.30C150
3.69.11C160.5
3.9102C171.5
4.310.83C18.52.5
4.611.64C19.53.5
4.912.55C214.5
5.213.36C225.5
5.614.27C23.56.5
5.9158C257.5
6.315.99C268.5
6.616.710C279.5
6.817.210.5C27.510
6.917.611C2810.5
7.11811.5C28.511
7.218.412C29.511.5
7.418.812.5C3012
7.619.313C3112.5
7.819.713.5C31.513

Tallas Zapatos Niños por Edad

El crecimiento de los pies de los niños no es solo muy particular, sino también muy veloz. Entre los cuatro y los seis años de edad, los pies de los niños pueden llegar a crecer un milímetro al mes. Las tablas de tallas prefabricadas no tienen porqué ajustarse al nivel de desarrollo del pie de tu hijo. Por este motivo, es mejor medir cada cierto tiempo el tamaño real del pie.

Para que los pies de tu hijo se puedan desarrollar de forma sana, solo necesitan una cosa: espacio suficiente.

La fase de crecimiento se prolonga en niños normalmente hasta los 15 años, mientras que en niñas suelen concluir ya a los 13 años. Hasta ese momento, es imprescindible hacer mediciones regularmente.

Cuando tu hijo aprende a caminar, todavía no necesita zapatos. Para ello todavía basta con calcetines de andar. Los bebés y recién nacidos tampoco necesitan zapatos.

Una vez que tu hijo a dar sus primeros pasos, ha llegado el momento de comprarle unos zapatos. Para dejar suficiente espacio para el desarrollo del pie, el interior de los zapatos debería ser 17 mm más largo que el pie.

Medir correctamente los pies de los niños

Medidas tallas zapatos niños: Mide los pies por la tarde, ya que a lo largo del día se ensanchan y alargan. Tu hijo debería estar de pie en lugar de sentado, ya que esto también afecta al tamaño del pie.

Coloca el pie sobre una cinta métrica y mide desde el talón hasta el extremo del dedo más largo. El resultado de la longitud del pie desde el talón hasta el dedo más largo es la talla de zapato de tu hijo.
Mide siempre los dos pies: es posible que haya diferencia entre ambos. Una diferencia de hasta 6 mm de largo es totalmente normal, pero se corresponde a una talla entera y es necesario tenerlo en cuenta al comprar los zapatos.

¡Compra los zapatos siempre en función de la longitud del pie!

Comprueba la medición cada dos meses, ¡los pies de los niños crecen sorprendentemente rápido!

Tallas de Zapatos de Bebés

Las tallas de los niños hasta los 24 meses oscilan entre 1 y 6 en el sistema americano, y de 16 a 21 en el europeo. Antes de que empiece a caminar, la función del calzado es mantener los pies del pequeño cubiertos, protegidos y cálidos. Posteriormente, cuando el bebé empiece a dar sus primeros pasos, sus zapatos lo resguardarán de los elementos y le darán la tracción que necesita para facilitar el proceso de aprendizaje.

Preguntas frecuentes sobre las tallas de zapatos para niños por edad

De los 0 a los 15 años, las medidas de los zapatos de niño (hasta los 13 años en el caso de las niñas) no dejarán de aumentar. Respondamos algunas preguntas comunes relacionadas con el tema:

La talla 22 (EU), ¿para qué edad es? Basándose en las tablas de números de zapatos de niños, es la escala de muchos niños y niñas a partir de los dos años.

  • ¿Cuánto calza un niño de 4 años? Entre 9,5 y 10 en la talla estadounidense (de 26 a 27 en la europea)
  • ¿Cuánto crece el pie de un niño de 4 años? Para esa edad, su pie podría medir unos 15 centímetros (6 pulgadas).
  • ¿Cuál es la talla del pie del niño a los 5 años? US: De 11 a 11,5 y EU: 28
  • La talla 12 (US), ¿para qué edad es? Las tablas de medidas de zapatos para niños establecen que, generalmente, los menores entre 5 y 6 años utilizan esta medida de zapatos.
  • ¿Cuanto calza un niño de 6 años? Según las tallas de calzado para niños por edad, podrían alcanzar el número 12,5 o el 30 en el estándar americano y europeo, respectivamente.

Zapatos para niños del tamaño adecuado

Llevar zapatos demasiado pequeños acaba dañando los pies. Especialmente los pies de los niños necesitan suficiente espacio para desarrollarse bien, ya que están el proceso de crecimiento. Los pies de los niños son el apoyo del cuerpo y deben aguantar todo el día, ya sea alborotando, jugando o durmiendo.

Los pies de los niños son todavía muy blandos y mucho más flexibles. Al mismo tiempo, son mucho menos sensibles que los pies adultos. La funcionalidad completa del pie infantil se alcanza con el transcurso de los años. Esto también se ve influido por los zapatos que lleva el niño, ya que los niños no se dan cuenta cuando los zapatos les quedan pequeños. Al contrario: si empujan hacia delante, los dedos se comprimen aún más. El niño puede meter sus pies en el zapato a la fuerza sin darse cuenta de que los primeros daños ya están en marcha.

Los niños necesitan la talla de zapato adecuada, o de lo contrario sus pies se estropean y pueden deformarse. Como consecuencia, necesitarán plantillas ortopédicas de adultos.

 

Más del 50 % de los niños lleva zapatos demasiado pequeños. Por lo tanto, es mejor no fiarse de la sensación del niño, sino tomar medidas. Verifica la medición con regularidad, ya que en las fases de crecimiento el pie de un niño puede aumentar hasta tres tallas en un año.

¿Alguna vez se ha puesto tu hijo el zapato en el pie equivocado y no se ha dado cuenta? Esta es otra muestra de lo poco sensibles que son los pies de los niños, que aún no sienten dolor en esta situación. Sin embargo, el pie infantil, que todavía es muy blando y fácil de deformar, enseguida sufre daños con el calzado incorrecto.

Equivalencias en tallas de zapatos de niños

El mercado del calzado ofrece tallas de zapatos para niños por edad. Las medidas de los zapatos de niña son iguales a las de los niños. Hay que tomar en cuenta que, al final del crecimiento, los pies de los hombres suelen tener una longitud y anchura mayor a los de las mujeres.

Además, ten presente que el desarrollo es distinto en cada individuo (particularmente el de un menor). Si bien prestar atención al número del pie según su edad resulta útil, lo más prudente es medir su pie para obtener la talla real de tu pequeño.

El numero del pie de los niños por edad varía dependiendo del país. Por ejemplo, el sistema de tallas de zapatos para niños por edad en México corresponde exactamente a la medida en centímetros del pie del menor.

Cuánto espacio necesita el pie de tu hijo

Después del este artículo tendrás claro que los zapatos para niños deben ser de la talla adecuada. La mayoría de padres también prestan la necesaria atención a la libertad de movimiento en el zapato a la hora de comprar calzado. Pero, ¿sabías que se deben sumar entre 12 y 17 mm a la longitud del pie? El pie del niño necesita todo este espacio para poder expandirse suficientemente al caminar y correr.

Indicaciones de las tallas de zapatos para niños

Es un error pensar que las tallas indicadas en los zapatos siempre son correctas. En la Unión Europea no existe ninguna normativa vinculante por la que los fabricantes se deban orientar, por lo que existen desviaciones notables de hasta 1,5 números. El 91 % de los números indicados en los zapatos no coinciden con la longitud interior del zapato, sino que son más pequeños. Por lo tanto, los padres no pueden fiarse de la talla indicada en el zapato, y es imprescindible que hagan mediciones. Aunque el zapato sea bonito y tenga la talla adecuada según las indicaciones del fabricante, esto no quiere decir que sea adecuado para el niño.

Zapatos rígidos: un martirio para los pies

No solo los zapatos demasiado pequeños impiden que los pies del niño tengan un espacio para crecer; también los zapatos rígidos dificultan el proceso de desarrollo. El criterio no puede ser si es posible meter el pie en el zapato, ya que todavía son tan blandos y flexibles que cabrían en casi cualquier calzado. Además de daños directos como pies planos o valgos, puede haber consecuencias como malas posturas y problemas de espalda. Los zapatos no deberían impedir el desarrollo de tu hijo, sino dejar espacio libre para los pies.

Los zapatos deben dejar espacio para respirar

Solo las suelas de cuero y materiales naturales son incuestionables en los zapatos para niños. El motivo es que permiten que la planta del pie respire y pueden prevenir el sudor. Por el contrario, los materiales sintéticos hacen que el pie sude, lo cual no es bueno para la salud del pie. Para que el pie del niño pueda desarrollarse de forma sana, no solo necesita libertad de movimientos, sino también aire.

Botas de goma para el día a día

Las botas de goma solo deberían usarse cuando el tiempo esté realmente lluvioso; como zapato de diario no son adecuados, ya que su reducida transpirabilidad suele hacer que el pie sude. Las botas deberían estar fabricadas en caucho natural y no en PVC. Tanto los acabados en PVC como los motivos impresos pueden introducir sustancias potencialmente dañinas que llegarán al pie de tu hijo.

El zapato perfecto

Compra los zapatos mejor por la tarde, ya que los pies están más anchos y largos que por la mañana. Prueba con tu hijo varios modelos y pide al vendedor que mida el interior del zapato como complemento. Un zapato de la talla adecuada debería ser 17 mm más largo en su interior que el mayor de los pies. Si no te riges por estas medidas y te quedas con unos zapatos más pequeños, es posible que pronto tengas que ir a comprar zapatos nuevos con tu hijo.

Aparatos de medición especiales para pies y zapatos

Si no hay ningún comercio especializado cerca de ti y además prefieres comprar en línea, un aparato de medición para el interior de los zapatos es una buena alternativa a la medición en la tienda. Su precio suele estar entre 10 y 12 EUR. Este dinero estará bien invertido, ya que a partir de ahora conocerás el tamaño interior exacto del zapato. Así evitarás que tu hijo se tenga que poner por error zapatos más pequeños. El ahorro no debería ser la prioridad en este tema.
Sin embargo, sí que es posible ahorrar al comprar un buen calzado: concretamente con zapatos de segunda mano, como se explica en el siguiente capítulo.

¿Es sano llevar zapatos de segunda mano?

Los zapatos se pueden usar también de segunda mano, y son una excelente forma de ahorrar. De todas formas, para ello hay que prestar atención a que la suela interior esté intacta. En caso de que la suela interior haya quedado muy deformada por el pie del anterior propietario, los zapatos no deberían usarse más. También es desaconsejable usar zapatos con las suelas muy desgastadas o de niños con malformaciones. Pero si tu hijo puede disponer de zapatos bien mantenidos en la talla adecuada, no solo será bueno para tu cartera, sino también para el medio ambiente.

Cómo limpiar zapatos de segunda mano: para ir sobre seguro, los zapatos de segunda mano deben tratarse con alcohol de alta graduación o con algún desinfectante ecológico para pies. Para prevenir que se desarrollen nuevos gérmenes, a continuación se deben dejar secar 24 horas.

Talla Europea / Talla EU

Conversor de tallas de zapatos niños: La talla europea equivale a la talla alemana (D), la talla francesa (F), y la talla italiana (I).

Tallas Zapatillas (Nike, Adidas etc.)

Talla UK

Talla de EE..UU../ Talla US

Aspectos más importantes:

  • Tus hijos pueden usar también zapatos de segunda mano, siempre que estos no estén desgastados y que la suela interior no presente deformaciones. Se recomienda desinfectarlos primero.
  • Compra el calzado de tu hijo siempre por la tarde, ya que el pie estará algo más grande.
  • Mide el pie del niño también por la tarde y de pie para obtener su tamaño real. Normalmente el pie derecho y el izquierdo no tienen la misma longitud. El pie más largo será el que determine la talla que hay que comprar.
  • Un económico aparato para medir el interior del zapato te permitirá estar siempre seguro a la hora de comprar zapatos.
  • Compra en tiendas especializadas y déjate orientar con una medición interna del zapato.
  • Si los zapatos de tu hijo dejan menos de 12 mm de espacio, es hora de ir a comprar zapatos nuevos.
  • Los zapatos nuevos deben dejar 17 mm de espacio libre para que el pie se mueva.
  • De todos modos, los zapatos no deben ser ni demasiado grandes ni demasiado pequeños. Las botas o zapatos aislantes poco transpirables también son perjudiciales para el desarrollo del pie del niño. Los zapatos para niños deben estar hechos de un material blando y dejar respirar a los pies.
  • Las botas de goma no son adecuadas como calzado de diario.
  • Comprueba el olor de los zapatos en la tienda. ¿Tienen un fuerte olor químico? Entonces no es aconsejable comprarlos, para no exponer a tu hijo a demasiados productos químicos.
  • Entre los 3 y los 6 años de edad, los zapatos solo suelen servir a los niños durante cinco meses. Después, tu hijo necesitara la siguiente talla.
  • Los pies de tu hijo son blandos y flexibles. Además, su tacto todavía se está desarrollando, por lo que con frecuencia los niños no se dan cuenta de si un zapato es demasiado pequeño, por lo que su pie puede sufrir malformaciones insanas. En casos en los que un adulto notaría muchos dolores, los niños pueden meter el pie en el zapato sin darse cuenta. ¡La responsabilidad de que los zapatos se ajusten bien es de los padres!